Cepillo de dientes

    Hace cuatro mil años, ya los médicos del Antiguo Egipto, recomendaban la limpieza de los dientes después de cada comida. El médico latino Escribonius Largus inventó la pasta de dientes hace dos mil años. De modo que el cuidado de la dentadura ha sido una constante en los seres humanos. Todas las culturas han contado con sustancias para restregar lso dientes y limpiarlos. La palabra “dentífrico” significa, precisamente, “frotar los dientes, restregarlos”.   El cepillo de dientes tal y como lo conocemos, fue idea de los dentistas chinos hace mil quinientos años. El modelo moderno fue invento del siglo XVII, y desde entonces ha sufrido pocas modificaciones. En nuestro siglo una de las innovaciones del cepillo de dientes, el cepillo milagro del doctor West era de púas de seda que permitían una perfecta higiene bucal, y que dio lugar tras posteriores innovaciones al producto que tenemos en nuestro cuarto de baño. La pasta de dientes actual es un compuesto sencillo de polvo de tiza para pulir la dentadura; detergente espumoso para limpiarla; fluoruro para conservar los dientes; una sustancia gelatinosa hecha de algas para amalgamar a los demás ingredientes; esencias para dar sabor agradable y un desinfectante germicida.