Soneto de Fidelidad “Vinicius de Moraes”

    Antes que a nada, a mi amor estaré atentoy con tal celo y siempre y tanto

que aun teniendo enfrente a un mayor encanto

de él seguirá prendado mi pensamiento;

    

Quiero vivirlo en cada momento

y en su honor he de esparcir mi canto

reír mi risa y derramar mi llanto

a su pesar o para su contento;

   

Y así, cuando más tarde me busque

quién sabe si la muerte, angustia de quien vive,

quién sabe si la soledad, el fin de quien ama,

puedan decirme del amor que tuve,

que no sea inmortal, puesto que es llama

pero sí infinito, mientras dure.