Enfrentar mil ejercitos “Mª Ángeles Reina”

    Enfrentar mil ejércitos,Cara a cara, sin problema.

Que la vida penda de un hilo,

Bienvenida muerte, tarde llegas.

Al desierto hostil atravesar,

Montañas imposibles a escalar;

Ni gota de sudor en la frente,

Ni duda alguna al caminar.

Pero, ante los ojos de una dama,

Nada queda, todo se nubla;

El corazón en arritmia canta;

El pulso antes firme ahora tiembla;

La voz como trueno, ahora calla.

Ya el gran Corso lo decía;

“Mas poderoso que mil hombres en batalla,

es el gesto delicado y altivo,

es la gracia y la firme mirada,

que como una descontrolada fuerza te embiste,

la sola presencia de una verdadera Dama.