El Bhagavad Gita para todos

    El Bhagavad Gita es un episodio de un libro de la mitologia hindú, el Mahabharata. El Mahabharata que significa “la gran batalla de los Bharata” narra la guerra entre dos bandos de una misma familia que luchan por reinar en la Ciudad de Hastinapura. El Bhagavad Gita cuenta cuando que ejércitos, el de los Kurus y el de los Pandavas están dispuestos a comenzar una guerra y Arjuna uno de los guerreros del ejército Pandava se cuestiona sobre la validez de esta batalla. Entonces pide al conductor de su carro, Krishna que pare el carro en el aire entre los dos ejércitos. Arjuna viendo que en el campo de batalla se encontraban dos ramas de una misma familia, dispuestos a matarse, hermanos, primos, maestros, discípulos y amigos, decide no luchar. En este momento Krishna le incitará a la lucha dando comienzo al Bhagavad Gita, la “Canción del Maestro”.

     Para entender este libro hay que descifrarlo, pues la literatura hindú está repleta de simbolismo.

gita2.jpg

     ¿Por qué luchan los Kurus y los Pandavas? Por la ciudad de Hastinapura. Hastinapura es la ciudad de la Sabiduría y fue muchas veces traducida como la ciudad de los elefantes, ya que para los hindúes el elefante es símbolo de sabiduría. Al observar el comportamiento de los elefantes vemos que, a pesar de su fuerza y grandeza, al caminar no interfiere en la más pequeña hilera de hormigas, levanta sus patas para no hacerles daño. Sus ojos son pequeños, así como el sabio que poco atiende a lo que ve del mundo exterior porque siempre trata de ver lo que él y los demás tienen dentro. Sus orejas son grandes, acostumbradas a escuchar. Cuando escucha la llamada de su manada nada le puede impedir de alcanzarla, corre y arrasa lo que encuentra por delante, de la misma manera el sabio cuando escucha la voz de su Yo Superior, no mide esfuerzos para hacerle caso. Con este simbolismo revistieron los hindúes la parte de nosotros que nos hace sabios y inegoístas: nuestra Voluntad, nuestra Libertad, lo más preciado que podemos tener y lo único que es realmente nuestro.

     ¿Quiénes son los Kurus y los Pandavas? Los Kurus son nuestros defectos que nos impiden conquistar nuestros sueños, nos impiden ser libres para tomar decisiones que nos llevarían a realizar estos ideales que sentimos en el corazón pero que no llegamos a vivirlos. En la historia de esta batalla los Kurus gobiernan Hastinapura por trampa y lo que los Pandavas quieren es conquistarla porque por derecho les pertenece. Los Pandavas son nuestras cualidades aquellas que si atendemos nos llevarán a la felicidad y a vivir tal cual alguna vez hemos soñado. La batalla entre estos dos bandos es la batalla que se da dentro de todos nosotros, la batalla entre nuestra luz y nuestra oscuridad, oscuridad que daña no sólo a los demás sino también a nosotros mismos.

     Arjuna es el símbolo de toda la humanidad, de cada persona que quiere superarse, ser mejor. El hecho de tener que luchar le horroriza así como nos horroriza luchar contra nosotros mismos, nuestros vicios, nuestras manías, nuestras ganas de confort y de pasárselo bien a todas horas olvidando que tenemos un ser interior que requiere atención para poder iluminar nuestra vida que aunque llena de quehaceres es aburrida por la falta del brillo de vivencias espirituales. Arjuna es el espectador que ve lo bueno y lo malo, quiere vivir lo bueno, pero el malo todavía le es seductor, todavía tiene la apariencia de amigo, hermano, maestro, porque en algún momento le hizo crecer, aprender pero ya ha pasado esta etapa, necesita dar un paso adelante y esto significa dejar atrás sus antiguas costumbres, tradiciones y creencias. Por eso decide no luchar, porque no quiere ver morir aquello que le ha acompañado por toda una vida. Arjuna como todo ser humano tiene la suerte de poder contar con alguien para aconsejarle, en este caso la encarnación Dios.

      Krishna es para los hindúes un enviado de Dios para guiar a los hombres, que podemos entender también como la voz de nuestro Yo Superior, de aquello que está en contacto con la verdad y que sabe bien lo que realmente queremos para nuestra vida, por eso muchas veces la ahogamos con mucha diversión, pasatiempos y compromisos superficiales, porque escucharla es oír la verdad, es oír que no estamos caminando por el camino que realmente queremos, sino que estamos siendo arrastrados por las circunstancias o sino huyendo de nosotros mismos.

gita.jpg

     ¿Cómo reconocer nuestro Yo Superior? Cuando nos llegan al sentimiento y al pensamiento ideas de amor, de arrepentimiento por los errores, de total inegoísmo, cuando escuchamos palabras que nos avergüenzan por vivir de forma tan contraria a estos valores.

       Sí, indudablemente es difícil actuar de acuerdo con la voz del inegoísmo. Es posible que al principio de la lucha sean más los dolores que las alegrías. Pero al final de ese camino nos espera la Suprema Felicidad: ser nosotros mismos, poner la dirección de nuestra personalidad bajo ese Yo que está naturalmente capacitado para transitar el Sendero.

Rafael Gonçalo

Comments 1

  1. es una historia muy intrigante que ayuda demasiado a aquellos que tengan duda sobre su forma de ser o su personalidad es algo como para reflexionar sobre de que lado de lavida quiero estar si del bueno o del malo aun que solo es un decir por que la diferencia entre bueno y malo quien lo sabe yo no lo se es

Deja una respuesta