Las Hilanderas

las-hilanderas-velazquez.jpg

    Este cuadro fue pintado por Diego Velázquez en el año 1648 al óleo sobre lienzo y mide 222cm de alto por 293cm de ancho y está expuesto en el Museo del Prado en Madrid.

    Relata la fábula de Atenea, la Diosa de las manualidades, y Aracne una joven Lídia que retó a la Diosa a tejer el tapiz más hermoso como se describe en el libro sexto de “Las Metamorfosis” de Ovídio.

    La escena del primer término retrataría a la joven, a la derecha vuelta de espaldas trabajando afanosamente en su tapiz. A la izquierda, la Diosa Atenea, que finge ser una anciana, añadiendo falsas canas a sus sienes. Sabemos que se trata de la Diosa porque, a pesar de su aspecto envejecido, Velázquez muestra su pierna, de tersura adolescente.

    En el fondo, se representa el desenlace de la fábula. El tapiz confeccionado por Aracne está colgado de la pared. Su obra constituye una evidente ofensa contra Palas Atenea, ya que ha representado varios de los engaños que utilizaba su padre, Zeus, para conseguir favores sexuales de mujeres y Diosas. Frente al tapiz, se aprecian dos figuras, son la Diosa, ataviada con sus atributos, como el casco y la humana rebelde que viste un atuendo de plegados clásicos. Están colocadas de tal manera que parecen formar parte del tapiz. Otras tres damas contemplan cómo la ofendida Diosa, en señal de castigo, va a transformar a la joven en araña, condenada a tejer eternamente.