¿Qué es el Sonido?

    Es muy interesante comparar la percepción del color con la del sonido. El sonido nos llega por ondas elásticas de comprensión y dilatación que se propagan a través del aire. Su longitud de onda (o su frecuencia para ser más exactos) determina el tono del sonido que oímos. El rango de frecuencias “audible” es muy diferente al de la luz visible; va desde los 12 ó 16 ciclos por segundo hasta los 20.000 o 30.000 ciclos por segundo, mientras que, para la luz, las frecuencias son del orden de varios centenares de miles de millones. Sin embargo, el rango relativo es mucho más ancho para el sonido. Abarca unas diez octavas (este rango varía, incluso en un mismo individuo, especialmente con la edad: el límite superior del tono se reduce regular y considerablemente a medida que pasan los años).

    Pero lo más sorprendente del sonido es que una mezcla de frecuencias distintas nunca produce una frecuencia intermedia, como ocurre con la luz, la mezcla de rojo y verde produce la sensación de amarillo. Los sonidos superpuestos se distinguen en gran medida por separado -aunque simultáneamente-, por personas dotadas de buen oído musical. La adición de muchos tonos altos (los armónicos) de varias calidades e intensidades define lo que llamamos timbre, mediante el cual distinguimos el sonido de un violín, de una corneta, de una campana, de un piano… aunque sólo oigamos una nota.

    Las características principales de la percepción sonora están bien descritas en el mecanismo del oído. El órgano principal es un huesecillo llamado (por su forma) caracol: una minúscula escalera de caracol que se hace cada vez más estrecha, a medida que asciende. En lugar de escalones tiene unas fibras elásticas tensadas a su través en forma de membrana. El espesor de la membrana disminuye desde la base al vértice. Sus fibras de distinta longitud responden así mecánicamente (como ocurre con las cuerdas de un arpa o de un piano) a las oscilaciones de diferente frecuencia, enviando impulsos nerviosos que se propagan hasta ciertas regiones de la corteza cerebral.

Deja una respuesta